Limpieza en el hogar: 14 consejos para tener la cocina siempre reluciente.

Consejos para limpiar la cocina.

Tener la cocina en orden es importante, y gracias a nuestros complementos para los armarios de la cocina y de la depensa, todavía es más fácil. Pero además de tener la cocina en orden, igualmente de importante es mantenerla siempre reluciente. Para ayudarte en esta complicada tarea, hoy te traemos 14 consejos para limpiar la cocina y tenerla siempre reluciente.

Establece un plan de limpieza. Hay tareas de limpieza que debemos hacerlas tras cada comida, pero en algunos casos, es conveniente fijar un plan mensual de limpieza para conseguir  que la cocina esté siempre limpia, sin dejarte aspectos como el interior del frigorífico, o el polvo de la parte superior de los armarios.

Cuando acabes de cocinar, llena las cazuelas con agua y una gota de detergente para que la limpieza sea más fácil.

Ventila. La ventilación es fundamental para tener la cocina siempre fresca y limpia. Cada mañana, diez minutos. Y mientras cocinas, o después de cocinar, también es conveniente dejar la ventana abierta un ratito para eliminar olores.

Bayetas y estropajos siempre limpios. Estos elementos son un nido de bacterias del que no somos conscientes, extendiéndolas por las superficies que limpies sin que te des cuenta. Por eso es importante mantenerlas siempre limpias, lavándolas en la lavadora o en el lavavajillas y dejándolas secar al sol si puede ser.

Aromatiza la cocina con plantas. En lugar de usas ambientadores químicos, puedes utilizar plantas como el tomillo, el romero, la lavando o el eucalipto para ambientar la cocina, preparando ambientadores naturales, saquitos, o teniendo las propias plantas en la cocina. Consejos para limpiar la cocina

Si no quieres utilizar productos químicos para limpiar, puedes utilizar vinagre como detergente. Mezcla vinagre con agua a partes iguales en una botella de spray, limpia, y luego seca.

Cuidado con los desagües. Las cañerías son uno de los lugares más sensibles de la cocina. Además de oler, por culpa de los restos de comida, los desagües pueden embozarse.  Para limpiarlos, una excelente solución es verter cada pocos días un poco de sal y levadura a partes igual, dejar reposar unos minutos y añadir agua hirviendo.

No hay nada más desagradable que un viejo cubo de basura lleno de restos. Por eso, es importante someterlos a una exhaustiva limpieza cada cierto tiempo, y además, contar con los cubos de basura que mejor se adapten a nuestra cocina para ayudarnos en las tareas de reciclaje.

Limpia el interior de los armarios, de las columnas despenseras o de los botelleros.  En su interior siempre se acumula polvo, restos de harinas, azúcares, fideos… Alimentos que se caen de sus recipientes y que pueden atraer insectos. Una vez al mes, deberías vaciar los armarios sacando todo lo que guardes en ellos para limpiarlos con un trapo humedecido con un poco de detergente. Acuérdate de secar bien el interior de los armarios antes de meter de nuevo los alimentos que guardes en ellos.  Consejos para limpiar la cocina

La vitrocerámica es otro punto caliente de la cocina. Recuerda que la vitro hay que limpiarla siempre en frío y detrás de cada uso para evitar que se produzcan incrustaciones de comida que después sea más complicado limpiar. En los casos en los que se te haya derramado leche, azúcar o que se queme el plástico de cualquier envase, deberás quitar los restos rápidamente con una rasqueta antes de que se enfríe.

El extractor es uno de los elementos de la cocina a los que quizás se les presta menos atención, pese a la importancia que tiene mantenerlos limpios. Por un lado, si la campana extractora está sucia, no realizará bien su cometido de extraer humos. Por otro, el exceso de grasa acumulado en la campana puede provocar incluso un incendio. Intenta limpiarla una vez a la semana, pasando un paño desengrasante por la campana para retirar la grasa, limpiando también las rejillas que hacen de filtro con un buen antigrasa, o incluso metiéndolas al lavavajillas.

Elimina la grasa y el polvo de las partes más altas de la cocina. La grasa tiende a situarse en las partes más altas de la cocina. Por eso, es importante limpiar frecuentemente las lámparas con limpiacristales. Respecto a los altillos de los armarios, y para facilitar su mantenimiento, puedes forrarlos con papel de periódico o con rollos de papel aislante para que de vez en cuando puedes tirarlos con el polvo y la grasa que se han depositado en ellos, y sustituirlos por otros nuevos. Consejos para limpiar la cocina

Limpia la encimera siempre que haya tenido contacto con alimentos crudos, en especial, huevos, pollo, carnes o pescados, para evitar desagradables infecciones.

Las juntas de los azulejos, el reto de muchas cocinas. La grasa y el paso del tiempo suelen acabar poniendo oscuras las juntas produciendo un desagrable efecto visual. Para solucionarlo, puedes limpiar las juntas con agua caliente y un desengrasante utilizando una esponja abrasiva, teniendo cuidado de no dañar los azulejos.  A continuación, puedes aplicar un renovador para juntas aplicando la masilla y rellenando cuidadosamente, retirando el sobrante antes de que se seque.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat